El fenómeno Kundalini
Información calificada sobre la Kundalini y la meditación


La palabra Kundalini proviene del Sánscrito y se entiende como la fuerza de energía que se encuentra enrollada como una serpiente en la base de la espina dorsal o columna vertebral.

El área del hueso sacro cubre una glándula conocida como Kunda, esta glándula tiene propiedades místicas y no es una estructura reconocida por la medicina moderna.

En el Tantra esta es una de las más importantes glándulas de la evolución humana y sus propiedades místicas son una base para la salud y el rejuvenecimiento del cuerpo. Los antíguos tántricas practicaban regularmente la estimulación de la glándula Kunda a través de masaje. Tal masaje lo llamamos Masaje Kundalini.

Con la persona que va a recibir el masaje ubicada boca abajo sobre una toalla grande o una sábana, el masajista se sitúa sobre el lado izquierdo del receptor, este puede estar con ropas livianas, sin ropa alguna o con la parte superior de su cuerpo descubierta.

El masajista frota sus manos entre sí, luego las separa y ubica la mano izquierda sobre la cabeza del masajeado especialmente en el área donde el cuello se encuentra con la cabeza (nuca). La mano derecha la aplica sobre el Sacro. El que masajea entonces cierra sus ojos y trata de percibir lo que siente en sus manos. Sea lo que sea está bien y debe aceptarlo.

El masajista emplea una parte de sus manos, el borde que se corresponde con el dedo menor para aplicar masajes sobre el área sacra. El movimiento se conoce como de cuchilla entre las técnicas del masaje. Masajea así el Sacro vigorósamente asegurándose de cubrir el área del hueso que está justo arriba del pliegue de los glúteos y siempre averiguando si la presión es aceptable.
Se necesita suficiente presión sobre el Sacro para despertar a la serpiente por activar la sagrada glándula Kunda. El trabajo de la mano debe extenderse por lo menos durante dos minutos.

El Sácro es la única área ósea en el cuerpo que responde bien a la presión directa semejante a la del golpeteo de esta técnica de masaje.

En el Tantra hay tres canales principales en la espina dorsal: Ida, Pingala y Sushumna.

Ida es el canal de Shakti o femenino se corresponde con el lado izquierdo de la columna vertebral. Puede concebir estos canales como vías para derivar hacia arriba la energía femenina en el cuerpo. El canal masculino o de Shiva es el Pingala donde viaja la energía masculina hacia abajo desde la nuca y sobre el lado derecho. Sushumna es la vía de desplazamiento o ruta principal por donde se abren los canales en el cuerpo para balancear lo masculino y lo femenino que es un aspecto importante de la saludable experiencia Kundalini.

Luego el masajista se sitúa sobre los músculos trapecio que son los que envuelven a los hombros. Es el área en donde las personas sienten la carga de problemas del día como si fuera una bolsa de ropa mojada. Masajea esta área como si estuviera amasando pan y con gentileza el sector de los tendones de la nuca. El masajeado sentirá que se desprende del estrés, es entonces cuando es apropiado alentarle a a que emita sonidos de alivio. Los sonidos ayudan a aliviar los bloqueos de energía en el cuerpo.

La intuición del masajista decide cuando es apropiado terminar este masajeo de los hombros. A continuación cruza sus pulgarse entre sí y extiende el resto de sus dedos como dando forma a una mariposa, entonces desplaza sus manos hacia el Sacro y gentilmente va como cepillando la columna con los pulgares cruzados, hace movimientos largos desde el Sacro hasta el dorso de la cabeza porque se necesita para balancear la energía masculina y femenina y llevar la experiencia de modo amoroso y saludable. Siete movimientos de ese masaje son suficientes. Como suaves pinceladas.

Entonces el masajista abre bien grande su boca y comienza a exhalar aire tibio sobre la columna vertebral del masajeado. La clave de este paso es tomarse tiempo y emitir aire tibio con la boca ampliamente abierta, tanto como sea posible. Esto es muy importante. Cuanto más suavemente el aire recorre la espina dorsal, mejor será la sensación evocada, pero el masajista tiene libertad para experimentar.

Haciendo un silencioso "aaa..." puede ayudar. Conviene alentar al masajeado a emitir sonidos.

La "respiración de la diosa" es claramente el canal principal Sushumna para facilitar el crecimiento y desarrollo de la Kundalini.

El masajista mueve su boca desde unos siete centímetros de la cabeza, en el área de la nuca conocida como la "boca de la cobra" y en el Tantra la "Boca de Dios". Emite tres OM entonando profundamente sobre la "boca de la cobra" del masajeado. Esto genera las suficientes vibraciones para el efecto que se busca. Importan más las vibraciones que el volúmen de la entonación.
Un suave OM puede emitir una poderosa vibración, la voz debe ser clara. Es conveniente regular la voz para lograr claridad, vibración y suavidad.

A esta altura, no es sorprendente encontrar que el masajeado se ha quedado dormido y completamente relajado. Entonces el masajista carga sus entonaciones sobre el área sacra abriendo la "caverna Kundalini" y así alista a la serpiente para su elevación. Ubica su boca a unos siete centímetros del extremo del Sacro y entona tres AUM. Esto dispara a la Serpiente Sagrada. Shakti se dirije hacia Shiva, la fuerza de vida de la Kundalini circula como energía por el Sushumna en la espina, el cuerpo entra en balance, se sana, con seguridad y perfección.

Luego de entonar, el masajista debe acoplar su respiración con la del masajeado advirtiendo su patrón de respiración.

Volviendo a frotar juntas sus manos el masajista aplica nuevamente sumano izquierda sobre la "boca de la cobra" y su mano derecha sobre el sacro y trata de focalizarse en lo que percibe. Puede haber grandes diferencias en la energía de las personas.

Descansando su cuerpo sobre el lado izquierdo del masajeado, el masajista se aproxima y cubre el lado como copiando el cuerpo. Así permanencen ambos cuerpos como mellizos siameses. Puede cubrir con la toalla o la sábana parte del masajeado, manteniendo su cuerpo tibio y seguro. Permite de tal modo al masajeado sentirse como si fuera un recién nacido y el masjista su madre o su padre sosteniéndole con seguridad.

Penetrar el cuerpo del masajeado o a la inversa puede dejarse al instinto si se siente como algo correcto y seguro, no hay problema en ello. El masajista debe aceptar sus instintos.

Ubicando la posición del corazón del masajeado el masajista aplica su corazón sobre el mismo lugar. Es necesario acoplar la respiración.

Conviene descansar juntos unos tres a cuatro minutos y luego alentar a mover los dedos de manos y piés y lentamente levantarse. Se debe asistir al masajeado en todo lo necesario para que se vuelva a vestir y se reacomode al mundo circundante.

El masaje Kundalini puede ser una experiencia muy poderosa y mística.

El masajeado llega a sorprenderse de su percepción del paso del tiempo. Conectar con la Kundalini es una experiencia orgásmica, sensual, relajante, saludable, amorosa y poderosamente energética.


El original en inglés pertenece a Laurie Handlers de www.butterflyworkshops.com


Home Page





Neotantra - info@galeriatantra.com.ar - Galería Tantra